viernes, julio 31, 2009

¿Lavando con sal y vinagre?

¡Hola!

Leyendo el blog de Sarah, Living the Fruity Life, mientras hacía el master cleanse, hace unas semanas, me llamó mucho la atención algo sobre como ser más sustentables con los productos de limpieza que utilizamos.

Sarah hablaba de como ella fue modificando su dieta y su estilo de vida buscando usar productos más amigables con el medio ambiente y con la salud de su familia erradicando productos altamente tóxicos como por ejemplo, los limpiadores y los detergentes.

Primero empezó por cambiar los detergentes tradicionales por orgánicos y biodegradables y le funcionó bien, sin embargo, después encontró en algunos blogs que había algo más que se podría hacer y que era más barato.


Resulta que la sal marina sirve para lavar la ropa y el vinagre es muy bueno para quitar malos olores. En uno de sus posts contó como un día se animó a probar esto de la sal con vinagre para lavar la ropa y como los resultados fueron maravillosos, de hecho dice, que las manchas terribles en la ropa resultado del sudor, no existen ya en su ropa porque la sal y el vinagre las logran arrancar.

Así que un día me animé a probarlo y realmente me sorprendió que la ropa saliera limpia y sin malos olores.

Lo mejor de todo es que no sólo al hacer esto ayudamos al medio ambiente puesto que utilizas dos productos que son totalmente naturales, sino que también la economía familiar se ve altamente beneficiada porque la sal y el vinagre son muy baratos.

La idea es poner:
  • 1/4 - 1/2 taza de sal marina en lugar del detergente
  • 1/4 de taza de vinagre blanco en lugar del suavizante


Es importante poner la sal cuando apenas se está llenando la lavadora para que se disuelva bien y luego en el último ciclo de enguaje, el vinagre. Y si, eso es todo! No hay que poner nada más. Ella dice que algunas veces utiliza bicarbonato de sodio pero lo hace muy de vez en cuando, me imagino que cuando hay manchas difíciles de quitar.

En algún otro lugar leí que si quieres que tu ropa tenga un olor rico, puedes ponerle unas cuantas gotas de tu escencia favorita en una tela dentro de tu closet para que así el olor se impregne en la ropa sin mancharla y sin usar aromatizantes tóxicos.

Es padrísimo ir redescubriendo estas recetas que seguramente nuestras abuelas utilizaban. No cabe duda que todo está en regresar a lo básico, a lo que funcionó por mucho tiempo y que por creerlo totalmente pasado de moda hemos dejado atrás.

¿Te animarías a probar la sal y el vinagre?

¡¡Cuéntame!!

Que tengas un excelente día,

Namasté,

Lau-raw ;)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...